fbpx
Escala de Zarit: la forma de medir la sobrecarga del cuidador

Escala de Zarit: la forma de medir la sobrecarga del cuidador

Escala de Zarit: la forma de medir la sobrecarga del cuidador
5 (100%) 1 vote[s]

Como hemos hablado en varias ocasiones en este blog, cuidar de una persona mayor dependiente puede llegar a ser muy estresante para la persona cuidadora. Especialmente cuando ese rol lo desarrolla un familiar, es decir, un cuidador no profesional.

Hace unos meses ya dedicamos un post a hablar de los cuidados de las personas cuidadoras, y de lo importante que era cuidar de uno mismo para cuidar bien de los demás.

Para enfatizar justamente en este tema, hoy os queremos hablar de una herramienta muy fácil de utilizar y muy útil para valorar el grado en que el cuidado de ese familiar dependiente afecta a la vida del cuidador: el Test de Zarit.

Test de Zarit: ¿qué es y para qué sirve?

La escala de Zarit, o test de Zarit, es una herramienta creada por Steven H. Zarit, que se utiliza para evaluar el grado de sobrecarga que puede tener el cuidador de una persona dependiente y/o con demencia.

En dicha evaluación se tienen en cuenta tanto aspectos físicos, como psicológicos y económicos, ya que cuidar a una persona dependiente es una labor que afecta a varios ámbitos de la vida de la persona cuidadora.

Cuestionario Zarit

El test se compone de 22 preguntas que la persona cuidadora deberá responder en base a los siguientes criterios de puntuación:

Frecuencia

Puntuación
Nunca0
Casi nunca1
A veces2
Bastantes veces3
Casi siempre4

 

ÍtemPregunta a realizarPuntuación
1¿Siente que su familiar solicita más ayuda de la que realmente necesita?
2¿Siente que debido al tiempo que dedica a su familiar ya no dispone de tiempo suficiente para usted?
3¿Se siente tenso cuando tiene que cuidar a su familiar y atender además otras responsabilidades?
4¿Se siente avergonzado por la conducta de su familiar?
5¿Se siente enfadado cuando está cerca de su familiar?
6¿Cree que la situación actual afecta de manera negativa a su relación con amigos y otros miembros de su familia?
7¿Siente temor por el futuro que le espera a su familiar?
8¿Siente que su familiar depende de usted?
9¿Se siente agobiado cuando tiene que estar junto a su familiar?
10¿Siente que su salud se ha resentido por cuidar a su familiar?
11¿Siente que no tiene la vida privada que desearía debido a su familiar?
12¿Cree que su vida social se ha visto afectada por tener que cuidar de su familiar?
13¿Se siente incómodo para invitar amigos a casa, a causa de su familiar?
14¿Cree que su familiar espera que usted le cuide, como si fuera la única persona con la que puede contar?
15¿Cree que no dispone de dinero suficiente para cuidar a su familiar además de sus otros gastos?
16¿Siente que será incapaz de cuidar a su familiar por mucho más tiempo?
17¿Siente que ha perdido el control sobre su vida desde que la enfermedad de su familiar se manifestó?
18¿Desearía poder encargar el cuidado de su familiar a otras personas?
19¿Se siente inseguro acerca de lo que debe hacer con su familiar?
20¿Siente que debería hacer más de lo que hace por su familiar?
21¿Cree que podría cuidar de su familiar mejor de lo que lo hace?
22En general: ¿Se siente muy sobrecargado por tener que cuidar de su familiar?

 

Escala de carga del cuidador de Zarit

El grado de sobrecarga se calculará sumando todas las puntuaciones asignadas a las preguntas y evaluando este resultado en base a la siguiente escala:

  • Sin sobrecarga: 22- 46
  • Sobrecarga: 47-55
  • Sobrecarga intensa: 56-110

En los casos en los que el resultado indica sobrecarga o sobrecarga intensa será necesario buscar mejores alternativas respecto a las labores como cuidador, puesto que este rol está afectando negativamente a su vida y ello puede repercutir en la calidad de los cuidados prestados a la persona dependiente.

Para reducir esta carga hay múltiples opciones, entre ellas: repartirse la labor entre varios miembros de la familia, contratar a un cuidador profesional (ya sea a tiempo completo o a tiempo parcial) o valorar el ingreso de la persona mayor en una residencia, donde sus profesionales le prestarán, sin duda, la atención necesaria.

A menudo, debido a que los precios de las residencias de ancianos son elevados, muchas familias hacen auténticos malabares para coordinarse y cuidar de su familiar mayor, aunque ésta no sea la mejor opción para ninguno de ellos.

En muchos de estos casos, la mejor solución sería el ingreso en una residencia, pero los ingresos de la persona mayor dependiente no suelen ser suficientes para afrontar las cuotas mensuales de la plaza. Ante esta situación el Programa Pensium puede ser la solución. Si es vuestro caso, no dudéis en contactar con nosotros y pedir un estudio personalizado sin compromiso. Tener información completa de las opciones disponibles os permitirá escoger la solución más adecuada en bien de la persona mayor y de su entorno familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

uno + uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.