Beneficios de la lectura en la tercera edad

Beneficios de la lectura en la tercera edad

Beneficios de la lectura en la tercera edad
Valora este artículo

Hoy, 23 de abril, en todo el mundo se celebra el  Día Internacional del Libro por la Unesco, en honor al fallecimiento el 23 de abril de 1616 de tres grandes escritores: Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. En Catalunya desde 1926 se celebra el Día del Libro, coincidiendo desde 1930 con la festividad de Sant Jordi patrón de Catalunya, Alemania, Aragón, Bulgaria, Etiopía, Georgia, Grecia, Inglaterra, Líbano, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y México. Una fiesta tradicional que llena las calles de libros y rosas en representación de la cultura y el amor, pilares centrales de esta festividad.

A modo de celebración, hoy queremos dedicar nuestro post a la lectura, concretamente a los beneficios que leer aporta en la tercera edad.

Leer estimula la actividad cerebral y ayuda a prevenir la degeneración cognitiva

Estar mentalmente activo reduce el riesgo a contraer enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzhéimer o el Parkinson, y retrasa la aparición de los signos de la vejez, ya que permite conservar mejor las facultades y agilidad mental.

Numerosos estudios han demostrado que leer ayuda a incrementar y a fortalecer la conectividad entre neuronas. Mientras leemos, nuestro cerebro realiza muchísima actividad: piensa, ordena ideas, interrelaciona conceptos, interpreta palabras, ejercita la memoria, imagina,… lo que hace que se activen numerosas áreas de nuestro cerebro y permite mejorar la capacidad intelectual estimulando las neuronas.

Por este motivo, no es de extrañar que cada vez más neurólogos y psicólogos incluyan el hábito de la lectura dentro de los métodos preventivos de enfermedades neurodegenerativas.

Favorece la concentración.

Otro de los beneficios que aporta la lectura a las personas mayores es la potenciación de la capacidad de observación y concentración, ya que ante un buen libro focalizan totalmente la atención en la lectura.

Antídoto contra la soledad

A todos nos pasa que, cuando el libro es interesante, nos sumergimos tanto en la lectura que durante un buen rato perdemos el contacto con el mundo para pasar a formar parte de esa historia, de esos personajes, de ese texto,… que tenemos entre las manos.

En el caso de las personas mayores que viven solas, la lectura es una gran compañera a la vez que un muy buen entretenimiento que les permite ocupar las horas del día disminuyendo el sentimiento de soledad.

Minimiza las preocupaciones

Las personas mayores, al tener un ritmo de vida con menos estímulos exteriores, en muchas ocasiones tienden a centrarse en exceso en preocupaciones personales. Esto hace que los problemas se acaben percibiendo más grandes de lo que son. La lectura les permite alejarse de las preocupaciones gracias a mantener la mente ocupada en otras historias, en vidas de otros personajes…Con ello consiguen tomar distancia, con lo que la percepción ya cambia, potencian su imaginación y creatividad para afrontar los problemas desde nuevos puntos de vista.

Potencia la empatía y la memoria

Otra de las virtudes de la lectura es que favorece la empatía a la vez que aporta emociones que ayudan a fijar mejor los recuerdos, cosa que la convierte en una muy buena aliada para ejercitar y  mejorar la memoria.

Reduce el estrés

Está demostrado que leer reduce el nivel de cortisol, la hormona del estrés, y crea una gran sensación de bienestar.

Ayuda a la relajación

Leer ayuda a relajarse y abordar los problemas desde un punto de vista más objetivo y con más tranquilidad.

Ayuda para conciliar el sueño

Tanto en mayores como en no tan mayores, uno de los métodos de relax más efectivos para conciliar el sueño siempre ha sido leer un par de páginas de un buen libro.

El silencio combinado con una buena lectura ayuda a relajarse, destensar músculos y liberar el cerebro de tensiones y estrés. Un estado idóneo para entrar en un sueño profundo y reparador.

 

Como podéis ver los beneficios de una buena lectura diaria son muchos a todos los niveles. Así que os animamos a que, tengáis la edad que tengáis, incorporéis los libros en vuestros hábitos diarios. Si queréis más información sobre los beneficios de la lectura a cualquier edad podéis leer este artículo.

 

Feliz Día Internacional del Libro

Feliz día de Sant Jordi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

20 − 17 =