fbpx
  • Inicio
  • /General
  • /¿Cómo evitar problemas con el calor en personas mayores?
¿Cómo evitar problemas con el calor en personas mayores?

¿Cómo evitar problemas con el calor en personas mayores?

¿Cómo evitar problemas con el calor en personas mayores?
5 (100%) 3 vote[s]

Hoy empieza el verano y, una vez dejado atrás el frío, debemos prepararnos para a afrontar las primeras olas de calor de la temporada.

Entramos en una época en la que es especialmente importante que nuestros mayores se protejan y tomen precauciones para evitar los temidos golpes de calor.

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, los mayores de 65 años corren más riesgo de sufrir un golpe de calor, debido a que su percepción sobre la sensación de calor es menor que en personas más jóvenes y su percepción de sed también es menor, lo que conlleva un incremento del riesgo de deshidratación, especialmente en personas con alguna enfermedad neurodegenerativa, sobrepeso, enfermedades crónicas o que toman medicación.

Evidentemente, cuando la dependencia física dificulta el cambio de vestimenta y la adaptación del entorno, la cosa se complica aún más.

¿Qué es un golpe de calor y cuándo se produce?

Los golpes de calor se producen como consecuencia de la exposición a temperaturas ambientales elevadas, que hacen que nuestro organismo alcance una temperatura por encima de los límites normales. Esto hace que los mecanismos de regulación térmica de nuestro cuerpo se vean superados y no sean capaces de refrigerar el organismo por sí mismos.

Síntomas:

Los síntomas de un golpe de calor suelen ser dolores de cabeza, sensación de sequedad en la boca y sed intensa, náuseas, vómitos, mareos, escalofríos, piel seca y enrojecida, calambres musculares, desorientación, confusión o pérdida de conciencia.

Recomendaciones para evitar problemas con el calor en personas mayores

El golpe de calor puede llegar a alterar todo el organismo y provocar serios problemas de salud, con lo que es de vital importancia tomar precauciones para prevenirlo.

Recomendaciones al salir a la calle

Al ir a pasear, lo más recomendable es:

  • Evitar las horas más calurosas del día, de 12h a 16h, y con humedad relativa mayor al 60%.
  • Usar ropa de colores claros, ligera, y transpirable. Preferiblemente fabricada con tejidos naturales como el algodón.
  • Utilizar sombrero, gafas de sol y crema con factor de protección alto.
  • Pasear por la sombra, evitar esfuerzos y, si se da un paseo largo, realizar descansos en lugares frescos.
  • Ingerir agua en abundancia para mantenerse hidratado.

Recomendaciones en casa

Cuando se está en casa, especialmente en caso de personas con movilidad reducida o nula que no pueden salir a pasear, es importante:

  • Ventilar y refrescar la casa diariamente, durante las horas de menos calor.
  • Procurar pasar la mayor parte del día en las habitaciones más frescas.
  • Bajar las persianas de las estancias donde el sol dé directamente.
  • Si no se dispone de aire acondicionado, lo mejor es equiparse con un ventilador y refrescarse a menudo la cara, manos y nuca con agua fresca.

Las personas mayores dependientes o las que viven solas son las que pueden tener mayores dificultades para protegerse del calor, por lo que es conveniente estar pendientes de ellas, ayudarlas a adoptar las medidas protectoras necesarias y visitarlas, al menos, una vez al día.

Recomendaciones sobre alimentación

Durante los meses más calurosos del año es recomendable realizar comidas ligeras (ensaladas, fruta, verduras, zumos, gazpachos…) y evitar comidas grasas y abundantes.

Recomendaciones sobre hidratación

Las personas mayores requieren una atención especial en cuanto a hidratación puesto que, debido a diversos factores, tienen meno sensación de sed y menos proporción de agua en el organismo. Este hecho, sumado a la presencia de ciertas enfermedades y al consumo de fármacos, hace que tengan un elevado riesgo de deshidratación.

Por este motivo, las personas mayores deben tomar agua de manera constante a lo largo de todo el día, aunque no tengan sed. Lo ideal es beber de 2 a 4 vasos de agua por hora, a sorbos y evitando el agua demasiado fría.

Es aconsejable evitar el consumo de alcohol, cafeína o bebidas con azúcar, pues no ayudan a calmar la sed y hacen perder más líquidos corporales.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

 En el caso de que un mayor padezca un golpe de calor es importante intentar bajarle la temperatura corporal con paños fríos o bolsas de hielo sobre la cabeza. Es aconsejable también consultar con el médico por si es necesario tomar otras medidas o recibir asistencia médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.