fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

  • Home
  • /Dependència
  • /La teleasistencia para personas mayores, un servicio cada vez más demandado
La teleasistencia para personas mayores, un servicio cada vez más demandado

La teleasistencia para personas mayores, un servicio cada vez más demandado

Como vimos cuando hablamos del plan de choque de dependencia, aprobado el pasado 15 de enero por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 junto con las comunidades autónomas, a finales del año 2022 la previsión es que todas las personas en situación de dependencia que vivan en su domicilio tengan garantizado el derecho al servicio de telasistencia.

Según datos recogidos en el último informe sobre servicios sociales dirigidos a personas mayores en España, publicado por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), la cifra de usuarios del servicio de teleasistencia es de casi 938.000 personas, es decir, un 10,18% de las personas mayores.

Por todo ello, hoy vamos a profundizar en la teleasistencia domiciliaria: qué es, cómo funciona, qué coste tiene y cómo acceder a ella.

¿Qué es la teleasistencia para personas mayores?

La teleasistencia es un servicio que permite a las personas con un nivel inicial de dependencia, o a las personas mayores que viven solas, disponer de ayuda inmediata ante cualquier necesidad o emergencia.

Se trata de un sistema que cuenta con un “botón de emergencia” que, al pulsarlo, conecta a la persona usuaria con profesionales de asistencia que le prestaran la ayuda correspondiente según su necesidad. Es un servicio disponible 24h al día 365 días al año, con lo que proporciona ese extra de atención y seguridad que muchos mayores, o personas dependientes en estadios iniciales, necesitan para seguir viviendo en sus casas con la máxima tranquilidad para ellos y sus familiares.

A día de hoy, según el informe mencionado anteriormente, se trata de un servicio muy utilizado por mujeres, que representan el 75% de las personas usuarias, y cuenta con un elevado porcentaje de usuarios mayores de 80 años (el 69%).

¿Qué servicios incluye la teleasistencia?

En función de las necesidades de la persona mayor, o del grado de dependencia del que estemos hablando, los servicios a contratar pueden ser unos u otros. Entre los servicios disponibles más habituales encontramos:

  • Asistencia inmediata en caso de emergencia, 24h 365 días.

Es el servicio principal y sirve para cualquier tipo de emergencia, ya sea una caída, un incendio, o cualquier cosa que la persona usuaria no pueda resolver con sus propios recursos.

  • Llamadas de teleasistencia.

Más allá de las llamadas que pueda realizar la persona usuaria, se realizan llamadas de seguimiento que permiten tanto comprobar el estado de la persona como paliar el sentimiento de soledad.

  • Agenda personal

Servicio de recordatorio de citas médicas y toma de medicamentos.

  • Asesoramiento y orientación

Asesoramiento en todo tipo de incidencias o orientación médica sin necesidad de desplazamientos.

  • Localización geográfica GPS

Servicio de atención inmediata fuera de casa o de geolocalización, muy útil en los casos de personas que se desorientan con facilidad.

  • Custodia de llaves y Unidad Móvil

Mediante este servicio se da acceso a profesionales especializados a acceder al domicilio en vaso de caída, emergencia…agilizando así la atención al usuario y minimizando los posibles daños.

¿Cómo contratar la teleasistencia?

Hay dos vías para acceder a la teleasistencia: la pública o la privada.

Teleasistencia pública

La teleasistencia pública es la proporcionada por algunos Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y/o Diputaciones provinciales, en colaboración con empresas especializadas del sector, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y cubrir las necesidades de atención de personas vulnerables.

Para acceder a ella el usuario deben dirigirse directamente a los Servicios Sociales de la localidad donde reside, cursar la solicitud y esperar a que ésta sea aprobada. Normalmente, para que la petición se apruebe y se tenga acceso a este servicio público se deben cumplir unos determinados requisitos, que varían en función de la comunidad autónoma en la que se realice la petición.

Teleasistencia privada

En el caso de no poder acceder a través de la prestación pública, o de querer obtener el servicio de un modo más inmediato y sin esperas, se puede contratar la teleasistencia a una empresa privada. En este caso no se piden requisitos y el servicio se pondrá en marcha al ser contratado.

¿Cuánto vale la teleasistencia?

Aunque optemos por la teleasistencia pública debemos saber que no siempre es cien por cien gratuita. En la mayoría de casos se debe realizar una aportación mensual que variará en función de los ingresos de la persona mayor y de la comunidad autónoma en la que se solicite el servicio.

Aún y así, es importante tener en cuenta que, tal y como explicamos en nuestro post “Ley de Dependencia: grados y prestaciones económicas”, la teleasistencia es un servicio que se recoge en la ley de dependencia, con lo que en función de la situación del beneficiario es posible acceder a ella de forma gratuita.

En el caso de la teleasistencia privada siempre habrá un coste mensual fijo que abonar por la prestación del servicio. Aunque éste es muy variable en función de la empresa y de los servicios que se quieran incluir, se pueden encontrar planes con precios muy ajustados.

Teleasistencia Cruz Roja

Además de las empresas privadas, existen instituciones como la Cruz Roja que también proporcionan servicios de teleasistencia para personas mayores. Se trata de un servicio accesible por cualquier persona y con un coste inferior a 1 euro diario.

 

En definitiva, sea por la vía pública o privada, el servicio de teleasistencia es una alternativa muy a tener en cuenta para mejorar la calidad de vida y alargar la autonomía de personas mayores en general y de personas con un grado de dependencia inicial.

Sin embargo, cuando la persona mayor requiere algún tipo de ayuda en su vida cotidiana (asearse, hacer la comida, etc.) hay que buscar la alternativa que le dé la asistencia que necesita: contratación de un/a cuidador/a profesional en casa, traslado a casa de un familiar o acceso a una residencia.

 

Y cuando llega este punto, conocer alternativas como Pensium para facilitar el pago de estos servicios es básico.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.