fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

Viajar en la tercera edad

Viajar en la tercera edad

Rate this post

Se acerca semana santa y ésta puede ser una buena oportunidad para realizar alguna escapada y romper así un poco con la rutina diaria. Cambiar de entorno, conocer nuevos lugares, socializar, cultivar la ilusión, mantener las ganas de hacer/aprender cosas nuevas… son cosas que aportan los viajes y que sientan bien a cualquier edad.

Y es que viajar conlleva numerosos beneficios, especialmente para la salud de los mayores.

Beneficios de viajar en la tercera edad

Una vez alcanzada la edad de jubilación muchas personas se enfrentan al temido aburrimiento. Acostumbrados a que el trabajo ocupara gran parte del día, muchos se encuentran con que no saben con qué ocupar tanto tiempo libre. Para evitar caer en el desánimo, es indispensable buscar nuevas aficiones y actividades. Si el estado de salud es bueno, una actividad fantástica a esa etapa de la vida es viajar.

Entre los muchos beneficios que encontramos en los viajes en la tercera edad, tenemos:

  • Socialización con otras personas: lo más habitual es que las personas mayores no viajen por su cuenta, sino que se unan a viajes organizados donde hay más personas de su misma edad. Ello les permite conocer gente nueva, que no se encuentra en su entorno habitual, e incluso hacer nuevas amistades. Todo ello es muy positivo para mantener un buen estado de ánimo y retrasar el envejecimiento cognitivo.
  • Mejora de la capacidad de atención. Viajar requiere estar atento a multitud de cosas: seguir al grupo, cumplir con las instrucciones del responsable del grupo, escuchas las explicaciones en las visitas, …todo ello tiene un impacto muy positivo en la salud mental de la persona mayor.
  • Mejora de la salud física: Viajar implica movimiento. Si se quiere visitar bien una ciudad o un museo será necesario caminar, lo que ya implica estar activo físicamente. Además, para lo más valientes, hay hoteles que disponen de gimnasio y ofrecen actividades especialmente pensadas para mayores (baile, aquagym, …), con lo que si uno quiere puede mantener el cuerpo bien activo. Ello se traducirá en un aumento de la resistencia y una reducción del riesgo a sufrir enfermedades cardíacas y vasculares.
  • Mejora el estado de ánimo: Como ya hemos dicho, vivir nuevas experiencias, salir de la rutina y conocer nuevos lugares, acostumbra a tener un efecto muy positivo en el estado anímico de las personas mayores con lo que se reduce el riesgo a sufrir depresión (enfermedad muy habitual en edades avanzadas, como ya dijimos cuando hablamos de la psicología del adulto mayor).

Tipos de viajes en la tercera edad

Los viajes más populares entre el público sénior son:

  • Viajes del Imserso, exclusivamente pensados para la tercera edad. Acostumbran a tener un precio reducido y las actividades se adaptan a los tiempos de las personas mayores. Hay numerosos destinos disponibles.
  • Ideales para los amantes del mar. Ofrecen todos los servicios en el mismo espacio y, normalmente, realizan distintas paradas para los que les apetecen bajar a conocer mundo.
  • Perfectos para relajarse y cuidar el cuerpo con tratamientos específicos según las necesidades de cada uno.

Aún así, hay numerosas personas que se ven con ganas de organizar sus propios viajes por libre. Lo importante es siempre sentirse cómodo y mantener vivas las ganas de hacer cosas nuevas

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.