fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

Ciudades amigables con las personas mayores

Ciudades amigables con las personas mayores

El envejecimiento de la población es un hecho que, como sociedad, no podemos obviar. Pensemos que, actualmente, en España el 19,1% de la población es mayor de 65 años y se prevé que en 2050 esta cifra aumente hasta el 32%. Este hecho, que en mayor o menor medida se da en gran parte de países del mundo, implica la necesidad de realizar cambios y adaptaciones a todos los niveles para garantizar el bienestar de la población mayor. Las personas mayores requieren entornos de vida facilitadores y de apoyo para compensar los cambios físicos y sociales asociados al envejecimiento.

Consciente de ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsa la Red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores destinada a crear entornos y servicios que faciliten un envejecimiento saludable y activo. Una iniciativa que forma parte de la estrategia de la OMS para la Década del Envejecimiento Saludable (2021 – 2030), en consonancia con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, la OMS considera que el envejecimiento activo es un proceso que dura toda la vida, con lo que una ciudad amigable con los mayores es una ciudad para todas las edades.

¿Qué es una ciudad amigable con el adulto mayor?

Una ciudad amigable con los mayores es una ciudad que realiza las adaptaciones necesarias de sus estructuras y servicios para que sean accesibles e incluyan a las personas mayores con diversas necesidades y capacidades. A su vez, son ciudades que alientan el envejecimiento activo a fin de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores que residen en ellas.

Actualmente, en el mundo hay 1.114 ciudades que cumplen los requisitos y han sido catalogadas como ciudades amigables, 202 de ellas en España. Si miramos la información facilitada por el Imserso, que es el organismo responsable de difundir, asesorar y coordinar el proyecto de ciudades amigables en España, casi todas las comunidades autónomas del país cuentan con algún municipio amigable:

municipios amigables con los adultos mayores e España

Red española de Ciudades y Comunidades amigables con la personas mayores.

Fuente: Imserso

 

Requisitos para ser ciudad amigable

En base a un estudio realizado por la OMS directamente con personas mayores, cuidadores y proveedores de servicios, en un total de 35 ciudades de todos los continentes, se han logrado detectar las principales dificultades y problemáticas del colectivo. Ello, según se indica en la Guía de Ciudades Globales Amigables con los mayores, ha permitido identificar 8 áreas temáticas a partir de la cuales se elabora una lista de control de las características esenciales que un municipio debe reunir para formar parte de la Red de Ciudades Amigables.

Dichas áreas temáticas son:

  1. Espacios al aire libre y edificios
  2. Transporte
  3. Vivienda
  4. Participación social
  5. Respeto e inclusión social
  6. Participación cívica y empleo
  7. Comunicación e información
  8. Servicios de apoyo comunitario y de salud

A continuación, vamos a profundizar en cada una de ellas destacando algunas de las características que incluyen.

Espacios al aire libre y edificios

Entre otros factores, en este punto se considera muy importante disponer de un entorno agradable y limpio, con espacios verdes accesibles para mayores y zonas de descanso.

También se pone especial atención a los caminos, cruces peatonales y aceras, que deben ser lisas, niveladas y anti-deslizantes, con un ancho suficiente para sillas de ruedas y libres de obstrucciones.

A nivel de edificios se consideran amigables cuando disponen de:

  • Ascensores
  • Rampas
  • Señalización adecuada
  • Barandas en las escaleras
  • Escaleras que no son demasiado altas ni empinadas
  • Suelos anti-deslizantes
  • Zonas de descanso con asientos cómodos
  • Cantidad suficiente de baños públicos.

Transporte

El transporte se considera amigable cuando, entre otros factores, es confiable, frecuente y además dispone de tarifas accesibles para toda persona mayor.

Por otro lado, es también importante la correcta señalización y accesibilidad física al vehículo, es decir, que cuente con: pisos que descienden, escalones bajos, asientos amplios y altos.

Así mismo, para ser considerado amigable, el transporte público debe conectar fácilmente todas las áreas de la ciudad, permitiendo a la persona mayor llegar tanto a hospitales y centros de salud, como a parques públicos, centros comerciales, bancos o cualquier otro lugar que necesite dentro de su localidad.

Vivienda

En cuanto a las viviendas, algunas de las características principales para ser consideradas amigables son:

  • Que sean accesibles en cuanto a precio para todas las personas mayores
  • Que estén construidas con materiales adecuados, bien estructuradas y equipadas para afrontar las características climáticas
  • Que dispongan de suficiente espacio para permitir el libre movimiento de las personas mayores

Lo esencial es este caso, es que la vivienda proporcione la seguridad y el bienestar que la persona mayor necesita para vivir cómodo y de forma autónoma en la comunidad a la que pertenecen.

Participación social

En este punto, por ejemplo, se considera muy importante la accesibilidad, tanto a nivel de precios como a nivel de acceso físico. En base a ello, se valoran aspectos como que los eventos y actividades se lleven a cabo en unos horarios y lugares adecuados para las personas mayores, o que los procesos de compra de entradas sean sencillos y no requieran largas colas.

Por otro lado, también se tiene en cuenta que exista una amplia variedad de actividades para mayores y se aliente a la participación, intentando paliar así el temido sentimiento de soledad en la tercera edad.

Respeto e inclusión social

Para el bienestar de una persona mayor es vital el respeto hacia su persona y sentirse partícipe a nivel social. Por ello, se establece que los municipios amigables tengan en cuenta el punto de vista de los mayores para adaptar los servicios públicos y comerciales a sus necesidades y preferencias.

Por otro lado, también se hace hincapié en la importancia de mostrar una imagen pública positiva del envejecimiento, así como promover un entorno y actividades que fomenten la interacción intergeneracional y familiar.

Participación cívica y empleo

Las personas mayores no dejan de contribuir a sus comunidades después de su retiro de la actividad económica. De hecho, muchos mayores desean continuar trabajando. Por ello, una ciudad amigable con los mayores ofrece opciones de voluntariado y de empleo a los mayores residentes.

Además, provee capacitación y promueve la participación en reuniones y eventos cívicos.

Comunicación e información

En el estudio realizado se detectó la necesidad de los mayores de recibir información oportuna y práctica sobre cómo administrar su vida y atender sus necesidades personales. En base a ello, se determina que una ciudad amigable debe disponer de una oferta informativa amplia y efectiva, garantizando que el mensaje llega a los mayores a través del canal y en el formato adecuado para su comprensión.

Servicios de apoyo comunitario y de salud

Los servicios de salud y de apoyo son vitales para mantener la salud y la independencia en la comunidad mayor. Por ello un municipio amigable con las personas mayores debe garantizar el acceso a los servicios públicos de salud necesarios para proporcionarles una buena calidad de vida.

En base a ello, entre las características de las ciudades amigables, se valoran aspectos como:

– Que los servicios de salud y sociales estén correctamente distribuidos en toda la ciudad

– Que las instalaciones de cuidado asistencial estén ubicadas cerca de los servicios y las zonas residenciales

– Que se ofrezcan servicios de cuidado domiciliario y una gama adecuada de servicios de apoyo comunitario y de salud.

 

Sin duda, desde Pensium nos parece un gran proyecto puesto que está totalmente alineado con nuestro objetivo como empresa: mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Por ello, esperamos que el número de ciudades amigables con el adulto mayor no deje de crecer en el todo el mundo, y muy especialmente en nuestro país, en el que la población mayor aumenta a un ritmo acelerado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.