fbpx
La adaptación de la vivienda para personas mayores

La adaptación de la vivienda para personas mayores

Valora este artículo

Inevitablemente, el envejecimiento conlleva la disminución de ciertas capacidades: pérdida de agilidad, de visión, de habilidades motrices… y, tarde o temprano, nos tenemos que enfrentar a ello.

Para que el paso por esta etapa de la vida sea lo más cómodo posible, es primordial adaptar la vivienda donde viven nuestros mayores (tanto si viven solos como si se trasladan a casa de un familiar), para que sea un lugar cómodo y seguro que les aporte confort y calidad de vida.

La adaptación de la vivienda a la situación de la persona mayor se puede ir haciendo poco a poco, ya que los cambios graduales son más fáciles de aceptar por parte de las personas de cierta edad. Para viviendas con personas con algún grado de dependencia y/o discapacidad, la adaptación suele ser de mayor envergadura. Lo más importante en estos casos es hacer un estudio de las reformas necesarias para valorar prioridades y coste económico.

Dentro de las adaptaciones más habituales, encontramos:

El baño

Es una de las primeras cosas que se suelen adaptar, puesto que es el lugar de la casa con más riesgos de golpes y caídas.

Lo más habitual es sustituir la bañera por un plato de ducha al mismo nivel del suelo, colocando además barras de sujeción, suelo antideslizante y, en algunos casos, sillas de baño.

Otras adaptaciones comunes también son la instalación de barras de sujeción y elevadores para el inodoro o la colocación de duchas especiales. Es recomendable que la grifería sea con palanca, para facilitar la apertura y el cierre, igual que los picaportes de las puertas.

La cocina

Después del baño, la cocina es otra de las estancias con más riesgos para una persona mayor. Debemos procurar que todo esté a mano, evitando que tengan que agacharse o subirse a algún sitio para alcanzar los utensilios que necesitan en su día a día.

Esto puede requerir adaptaciones, como bajar de altura algunos armarios o modificar la distribución de sus contenidos. Lo ideal también es disponer de alguna mesita con ruedas que facilite el transporte de comida, platos y cubiertos.

Otra cosa recomendable es tener vitrocerámica con sistema de temporizador y con autoapagado o, en su defecto, detectores de humo. Con ella evitaremos posibles intoxicaciones de gas debidas a un olvido.

El dormitorio

En cuanto al dormitorio, lo principal es que la cama esté ubicada en un sitio de fácil acceso (sin pegarla a la pared) y regular su altura para facilitar los movimientos de levantarse y acostarse. La altura mínima recomendada es de 45 centímetros.

Para personas mayores con movilidad reducida o que atraviesan largos periodos de enfermedad y no pueden levantarse ni salir a pasear, es recomendable adquirir una cama articulada, que facilita el cambio de posición y disminuye los efectos de la inmovilidad.

Por otro lado, también se deberá tener en cuenta que el interruptor de la luz, el teléfono o la alarma de asistencia estén ubicados en lugares de fácil acceso desde la cama.

Otras:

Como norma general, se debe realizar cualquier adaptación que facilite a la persona mayor la movilidad por la casa. Quitando alfombras, muebles innecesarios, evitando que haya objetos que entorpezcan el paso, reorganizando la distribución de aquellas cosas que se usan a diario para que sean fácilmente accesibles, etc.

Si dentro de la vivienda, o para acceder a ella, hay escaleras, éstas deben disponer de barandillas a ambos lados para mayor seguridad y evitar caídas a la hora de subir y bajar. Debemos asegurarnos de que también haya alternativas de acceso según la situación de la persona que vive en la casa (rampa, ascensor, elevador para minusválidos, etc.).

En cuanto al salón y pasillos es importante que estén bien iluminados y que el suelo sea uniforme, evitando todo aquello que sea susceptible a provocar algún tropiezo o caída (alfombras, cables mal colocados, adornos, muebles innecesarios…).

En algunos casos, también puede ser recomendable instalar un pasamanos en la pared del pasillo, que sirva de apoyo a la persona mayor para sujetarse en caso de necesidad.

En definitiva, la adaptación de la vivienda para que nuestros mayores estén cómodos y seguros dependerá mucho de la situación de cada uno y las características de la vivienda. En todo caso, siempre debemos priorizar e ir realizando las reformas poco a poco y, a ser posible, con el consentimiento y aceptación del afectado.
Como esta inversión no es nada despreciable, para personas mayores que tengan una segunda vivienda en propiedad o que se trasladen a casa de un familiar dejando vacía su vivienda habitual, Pensium también contempla la financiación de las reformas de adaptación que sean necesarias.
Si este es vuestro caso y quieres saber cómo funciona nuestro programa y cómo podemos ayudaros, contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 thoughts on “La adaptación de la vivienda para personas mayores

  1. Buenas tardes soy discapacitada con un 71% me han ayudado para la reforma de el baño y la cocina y puertas de la casa pero me falta poner el piso antideslizante y tengo una casa en el campo tenemos una casa que es de mi suegra pero se la dio a su hijo pero todavía sigue a su nombŕe pero son casa antiguas que necesitan reforma sobre todo el baño y el piso del patio porque no sirve para moverme con tranquilidad solo me gustaría si tengo derecho y que debo hacer para solicitar esas ayudas muchísimas gracias y un cordial saludo

    • Hola Felisa,
      las ayudas para la rehabilitación de viviendas para personas con discapacidad son competencia del IMSERSO o, en algunas Comunidades Autónomas, de la consejería de Bienestar Social. Te aconsejamos que te dirijas a estos organismos, donde te informarán de las condiciones concretas y los requisitos para solicitarlas.

  2. Jean Alfred lorenzo

    Buenas tardes les escribo me llamo Jean Alfred Lorenzo solo tengo el subsidio 430 euros mes tengo 63 años padezco de epilepsias a menudo quisiera saber vivo en Beniarjo con mi pareja de alquiler y pago carro 200 euros mes la casa no es adecuada para mi y mi enfermedad si porfavor me dieran ustedes un alojamiento digno para vivir con mi pareja para un enfermo como yo porfavor

    • Hola Jean Alfred. Lamentamos su situación, le recomendamos que acuda a los servicios sociales de su comunidad para que traten su caso y puedan ofrecerle una solución para su situación. Un saludo,