fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

  • Inicio
  • /General
  • /¿Son accesibles los edificios para las personas con movilidad reducida?
¿Son accesibles los edificios para las personas con movilidad reducida?

¿Son accesibles los edificios para las personas con movilidad reducida?

Todos somos susceptibles a tener limitaciones de movilidad en algún momento de la vida. Por este motivo, un entorno diseñado para que cualquier persona pueda moverse libremente representa un beneficio para el conjunto de la sociedad, y nos hace más iguales en derechos y oportunidades al darnos más autonomía para poder llevar a cabo una vida social y laboral más activa.

Accesibilidad Universal

Hablar de accesibilidad universal es hablar del conjunto de características que hacen que un entorno, servicio o bien, sea apto para el mayor número de personas posibles en condiciones de confort, seguridad e igualdad. Esto implica que todas las personas, y especialmente aquellas que tienen algún tipo de limitación o discapacidad, deben poder acceder a los edificios de forma autónoma y segura, entendiendo por acceso tanto la llegada al edificio y la entrada desde el exterior, como el desplazamiento por todos los espacios interiores y la evacuación segura en caso de emergencia.

Sin embargo, según un estudio de la Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con la Cátedra Unesco sobre la accesibilidad de las viviendas en España, solamente un 0,6 % de los 9,8 millones de edificios de viviendas en España, cumple con los criterios de accesibilidad universal.

¿Cómo podemos saber si un edificio es realmente accesible?

Existen diferentes criterios para determinar la accesibilidad de un edificio.

  • La llegada al edificio, así como la entrada desde el exterior, debe estar exenta de escalones y, en caso de existir, deben superarse con una plataforma o rampa acondicionada.
  • El portero automático debe ser de fácil uso, accesible en silla de ruedas y preferiblemente video-portero (elemento de ayuda para personas con problemas auditivos y vocales).
  • La puerta de entrada debe ser de apertura fácil, ligera y lo suficientemente ancha para pasar en silla de ruedas. Debe mantenerse abierta para permitir el paso y cerrarse lentamente.
  • El ascensor debe estar al mismo nivel que la entrada o accesible con rampa, igual que el garaje y a las zonas comunes.

El estudio sobre accesibilidad de la Fundación Mutua de Propietarios realizado entre más de 2.000 viviendas, evidencia carencias entre las que destacan:

  • 6 de cada 10 edificios tienen escalones para acceder a la entrada.
  • Aunque el 86% de los inmuebles tienen portero automático, solo 1 de cada 3 es video-portero.
  • Más de la mitad de las viviendas no tiene una puerta accesible.
  • 8 de cada 10 viviendas tienen ascensor, aunque sólo el 7% de estas viviendas tienen un ascensor que cumple con todos los elementos de accesibilidad (botones, señales acústicas, puertas automáticas,…).
  • Sólo el 18% de los garajes de las viviendas son totalmente accesibles.

Estas carencias hacen evidentes las desigualdades en derechos y oportunidades de quien padece alguna limitación de movilidad o discapacidad.

¿Qué podemos hacer para mejorar la accesibilidad a un edificio?

Las personas con alguna minusvalía o disminución permanente para andar, subir escaleras o salvar barreras arquitectónicas, así como las personas mayores de 70 años, tienen derecho a promover y llevar a cabo las actuaciones necesarias para poder acceder a los edificios de los que son usuarios habituales. La Ley 15/1995 de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas a las personas con discapacidad regula este derecho.

Si la persona interesada (propietario de la vivienda) lo solicita, la Comunidad de Propietarios debe ejecutar y costear las obras necesarias para suprimir las barreras existentes, siempre que el importe repercutido anualmente (descontando las ayudas públicas o subvenciones) no exceda 12 mensualidades ordinarias de los gastos comunes

¿Existen ayudas para pagar las reformas para mejorar la accesibilidad?

Actualmente existen subvenciones públicas en materia de accesibilidad, aunque son insuficientes. Por este motivo, iniciativas privadas como el Programa “Sin barreras” de la Fundación Mutua de Propietarios, destacan por su reconocimiento de las dificultades que sufren las personas con problemas de movilidad y por su impacto social.

“Sin barreras” pone a disposición de los propietarios de edificios plurifamiliares donde resida como mínimo una persona con movilidad reducida (personas discapacitadas o personas de más de 75 años) sus convocatorias de ayuda a la accesibilidad, que subvencionan parte del coste de las intervenciones para eliminar las barreras arquitectónicas o mejorar el acceso a la vivienda: instalación de ascensores, supresión de desniveles, adecuación de puertas, construcción de rampas… La ayuda puede llegar hasta el 50% del valor presupuestado de las obras, con un máximo de 30.000€ con el fin de mejorar el acceso a la vivienda y al entorno de las personas con movilidad reducida.

Desde Pensium apoyamos totalmente este tipo de iniciativas, que responden al objetivo de hacer más fácil la vida diaria a las personas mayores o personas con limitación de movilidad o con discapacidad. Estas acciones se alinean con el compromiso de Pensium de facilitar el acceso a los cuidados que necesitan las personas mayores o que sufren algún grado de dependencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.