fbpx
Los beneficios de la música en la tercera edad

Los beneficios de la música en la tercera edad

Los beneficios de la música en la tercera edad
4.8 (96%) 5 votes

¿Quién no ha notado como una simple canción le ha cambiado el ánimo o incluso el día? Todos hemos visto como, a veces, podemos recordar la letra de una canción que hacía años que no habíamos escuchado. Es bien sabido que la música nos afecta, ya que es capaz de activar todo nuestro cerebro y, en especial, las zonas cerebrales del humor y el estado de ánimo. Es por ello que la música se utiliza cada vez más en actividades con fines terapéuticos.

¿Qué es la musicoterapia?

La musicoterapia es una disciplina en la que un especialista utiliza la música y/o sus elementos (armonía, melodía, ritmo y sonido) con diferentes fines terapéuticos. Entre ellos encontramos, por ejemplo, disminuir la ansiedad, combatir el dolor, aprender habilidades para lidiar con situaciones difíciles o dar respuesta a necesidades cognitivas, físicas, psíquicas y/o sociales.

Es importante diferenciar las terapias musicales de lo que es la educación musical, pues no tienen nada que ver. En la primera opción la música es un medio para producir cambios en el individuo, sin embargo en la segunda opción la música es el fin en sí misma.

La musicoterapia se utiliza de dos maneras:

– La activa, en la que se interpreta la música, se tocan instrumentos o se canta

– La receptiva, que se utiliza para inducir estados de excitación o relajación según las características de la música utilizada.

Según la necesitad de cada persona, se utilizarán diferentes músicas con el fin de trabajar diferentes aspectos como pueden ser:

  • Sensoriales: en la que se busca la respuesta ante estímulos.
  • Motrices: en la que se trabaja la movilidad, la coordinación y el equilibrio, ayudando a mejorar la independencia individual.
  • Cognitivos: en la que se trabaja para mejorar la atención y la memoria, así como estimular la imaginación y ayudar con el aprendizaje.
  • Socio-emocionales: en la que se busca la mejora del autoconocimiento corporal y psíquico, así como ayudar en el control de las emociones, mejorar la expresión emocional y trabajar la inteligencia.

Musicoterapia en mayores

Como vemos, la música tiene un fuerte impacto en cualquier persona pero en las personas mayores aún más, puesto que tiene el poder de reactivar la memoria. Por ello es especialmente recomendada en aquellos casos en los que se sufren enfermedades o trastornos que afectan al área del cerebro que controla la memoria.

En las terapias musicales, los mayores encuentran la forma de expresar sus emociones de una forma casi instantánea, ya sea a través del lenguaje verbal o del no verbal. Escuchando una canción que haya sido especial para ellos en algún momento de su vida, se logra transportar a la persona al pasado y evocar exactamente las mismas sensaciones que sintió al oírla en aquel entonces. Esta activación de la memoria es altamente positiva y relajante para ellos.

Varias investigaciones han comprobado que escuchar música en la tercera edad ayuda a combatir la depresión, la tristeza o la soledad.

Además, hoy en día se están realizando diversos estudios y utilizando técnicas de musicoterapia en el tratamiento de diferentes enfermedades como la apoplejía, el traumatismo cerebral, el Alzheimer o el Parkinson, entre otras.

En los pacientes con Parkinson, por ejemplo, trabajar con ritmos constantes y regulares ayuda a las funciones motoras, ya que mejora la estabilidad haciendo que el cerebro controle mejor el movimiento.

Musicoterapia en personas con Alzheimer

Sin duda, una de las demencias más importantes en nuestra sociedad actual es el Alzheimer.

En estos casos, la terapia con música mejora la calidad de vida al retrasar la dependencia, pues ayuda a mantener las capacidades cognitivas y funcionales como la atención, la memoria o el lenguaje en fases leves de la enfermedad.

En fases moderadas, ésta ayuda a disminuir ciertos síntomas de conducta de la demencia, como la agresividad verbal y física o las ganas de deambular.

En los casos más avanzados, aunque el paciente haya perdido la capacidad lingüística, aún es capaz de procesar la música, convirtiéndola en una manera muy importante de conectarse por su propia identidad y comunicarse con el entorno, activando la memoria biográfica y las emociones relacionadas, haciendo más fácil que colabore con las actividades básicas como la higiene o la alimentación.

Como podemos ver, la música es una compañera imprescindible a todas las edades y, en la tercera edad, toma aún más importancia. Así que, sea como parte de una terapia o simplemente como elemento que acompañe sus ratos de ocio, aumentemos la presencia de la música en la vida de nuestros adultos mayores. Su salud y estado de ánimo seguro que lo agradecerán.

Así que desde Pensium, hoy os queremos regalar una selección de música que esperamos que guste a las personas mayores y a las no tan mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

catorce − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.