fbpx
  • Inicio
  • /General
  • /Desconfinamiento de personas mayores y centros residenciales
Desconfinamiento de personas mayores y centros residenciales

Desconfinamiento de personas mayores y centros residenciales

Valora este artículo

¿Quiere pagar la residencia
sin desembolsar dinero ni perder su vivienda?Haga clic aquí y le informaremos

Este mes de mayo hemos empezado con las primeras fases de desconfinamiento marcadas por el Gobierno español. Hasta el pasado domingo, todas las comunidades autónomas se encontraban en la fase 0, que permite a las personas mayores salir a pasear, solos o acompañados por su cuidador en el caso de personas dependientes, en la franja horaria de 10h a 12h de la mañana y de 19h a 20h de la tarde. Las franjas horarias específicas para los mayores evitan que coincidan con los horarios de paseo de los niños.

Desde el lunes 11 de mayo, algunas comunidades ya han pasado a la denominada fase 1 en la que, entre otras cosas, se permite la apertura de comercios y la celebración de reuniones sociales hasta un máximo de 10 personas (ya sea en domicilios particulares, bares o en la calle) respetando las medidas de prevención, higiene de manos y distanciamiento personal. Aún y así, según se indica en el BOE se excluyen de estas reuniones a los colectivos vulnerables, lo que significa que las personas mayores no pueden ser partícipes de estas actividades y, por lo tanto, aún no pueden recibir la tan ansiada visita de familiares y nietos.

En esta fase se establece también un horario de atención preferente de las personas mayores de 65 años en los comercios, coincidiendo con el horario establecido para sus salidas.

¿Qué medidas deben tener presentes las personas mayores cuando salgan de su domicilio?

Aunque las medidas de confinamiento se estén flexibilizando para poco a poco volver a una cierta normalidad, es responsabilidad de cada uno protegerse debidamente, tanto para evitar contagiarse como para evitar contagiar a los demás.

Así, las personas mayores que puedan salir deberán tener en cuenta algunas medidas como:

  • Salir una vez al día y a una distancia máxima de 1km del domicilio
  • Mantener la distancia de seguridad de 2 metros con otras personas
  • Usar mascarilla y, en la medida de lo posible, guantes
  • Extremar la higiene de manos, lavándolas antes de salir y al volver a casa
  • Transitar por calles poco concurridas
  • No tocar el mobiliario urbano

¿Qué pasa con las personas mayores que viven en residencias?

En el caso de las personas mayores que viven en residencias geriátricas, que llevan cerca de dos meses con restricciones para salir y para usar las zonas comunes, las medidas de flexibilización del confinamiento son distintas.

Aunque en la Comunidad Autónoma de Andalucía, con una incidencia de la pandemia inferior a la media nacional, ya se autorizan nuevos ingresos en centros residenciales, aplicando unas estrictas medidas de seguridad y control, esta medida no es aplicable al resto de Comunidades.

Por el momento, el Gobierno no ha dado luz verde de manera general ni a la entrada de visitas o de nuevos residentes, ni a las salidas del centro, que se espera que se puedan retomar en la última fase de desconfinamiento prevista para junio.

Ante ello, varias asociaciones del sector han presentado a sus respectivos gobiernos autonómicos sus propuestas de desconfinamiento de los centros residenciales para que, poco a poco, sus residentes vayan retomando sus rutinas y actividades, y puedan empezar a ver a sus familiares, aunque sea a cierta distancia de seguridad. Se trata de aplicar un desconfinamiento adaptado a su situación concreta. Los residentes en centros geriátricos son las personas más vulnerables al virus y evitar contagios está por encima de todo, pero también es importante que vuelvan a sus rutinas lo antes posible.

Así, por ejemplo, ACRA (Asociación Catalana de Recursos Asistenciales) ha sido una de las entidades que ha presentado al gobierno de su comunidad un plan de desescalada de las residencias geriátricas en tres fases. La primera fase contempla retomar las visitas familiares en función de la región sanitaria y del estado de cada centro residencial. En la segunda fase se recoge la ampliación de las visitas a todos los centros residenciales, así como la apertura a nuevos ingresos y el retorno de los usuarios que habían causado baja voluntaria durante el confinamiento. Y en la tercera y última fase se permitiría a los residentes salir de sus centros residenciales.

Aún así, tanto las propuestas de las asociaciones del sector como las de las propias Comunidades Autónomas son, por ahora, simplemente eso: propuestas. La palabra final la tiene el Gobierno estatal y hasta el momento no ha puesto fecha al desconfinamiento de los centros geriátricos. Esperamos que pronto podamos escribir un artículo con las fases de desescalada para ellos, y que las residencias recuperen la normalidad tanto para sus actuales residentes como para los nuevos residentes que esperan acceder a ellas, como ya está empezando a pasar en Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.