fbpx
La digitalización en las personas mayores

La digitalización en las personas mayores

Valora este artículo

Si una cosa ha dejado patente la pandemia es la importancia de la digitalización, tanto a nivel de empresa como a nivel individual. Según el último estudio sobre la sociedad digital española, realizado por la Fundación Telefónica, la capacitación digital de los españoles y la transformación digital de las empresas son dos temas ampliamente mejorables en nuestro país.

En cifras, España se encuentra 3,5 puntos por debajo de la media europea en cuanto a capacitación digital de los ciudadanos y, a nivel empresarial, más del 80% de las empresas se sitúa en un grado de madurez digital entre básico e inicial.

Si vamos un poco más allá y nos enfocamos concretamente en el segmento de las personas mayores, vemos que aún queda más camino por recorrer. Según la información arrojada por varios estudios, la brecha digital con las personas mayores es importante.

Por ejemplo, en la franja de los 65 a los 75 años el 83% de personas que cursaron estudios universitarios utilizan las TICs, porcentaje que se reduce al 45% para estudios medios o al 14% para estudios primarios.

Aún y así, la progresión es buena, puesto que en esta franja de edad en 2007 sólo un 10% utilizaba Internet mientras que hoy ya hablamos del 60%. Como otros datos interesantes, tenemos que en este mismo segmento más del 42% utiliza tablet, el 13% compra por internet y el 21% realiza videoconferencias.

Como vemos, hay margen de mejora pero la evolución es muy positiva, y aún lo será más después de la pandemia, en la que el uso de la tecnología ha sido la salvación para muchas personas mayores que estaban completamente solas en sus casas. Y también para los centros residenciales, que han potenciado el uso de tablets para realizar videoconferencias entre residentes y familiares, mejorando así su ánimo y haciendo más llevaderas las restricciones de visitas.

Whatsapp, redes sociales, videoconferencias e internet en general han sido los grandes aliados de los últimos meses tanto para jóvenes como para mayores. Gracias a la tecnología unos lograron seguir con sus clases o con sus trabajos y otros consiguieron pasar las horas de forma más agradable y mejorar la comunicación con sus familiares.

Ahora más que nunca lo digital toma protagonismo, también en las franjas de edad más avanzadas, en las que aporta grandes beneficios:

  • Mejoran la calidad de vida: hay disponibles una gran variedad de aplicaciones que ayudan a las personas mayores en su día a día. Por ejemplo, herramientas de organización, sistemas avisos o de emergencia.
  • Ayudan a mantener el contacto: éste está siendo un aspecto clave durante la pandemia. Relacionarse mediante videoconferencias, redes sociales, correos electrónicos, whatsapps… todo ello permite mejorar la comunicación tanto con amistades como con familiares con los que quizás es complicado reunirse en persona de forma regular.
  • Mantienen y fortalecen su independencia: en internet están muchas respuestas y recursos al alcance de un solo clic.
  • Diversión y entretenimiento: ya sea navegando buscando información de actualidad o curiosidades o jugando a juegos específicamente diseñados para adultos mayores.

Por todo ello es muy importante que las personas mayores no se queden al margen de la revolución tecnológica, sino que aprendan y la integren en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.