fbpx
  • Inicio
  • /General
  • /La importancia de la educación financiera en las personas mayores
La importancia de la educación financiera en las personas mayores

La importancia de la educación financiera en las personas mayores

Valora este artículo

El pasado lunes, como cada primer lunes de octubre desde el año 2015, se celebró el Día de la Educación Financiera, una iniciativa promovida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España, en colaboración con varias instituciones y entidades, con el objetivo de concienciar de la importancia de estar financieramente formados.

Según la Encuesta de Competencias Financieras realizada por el Banco de España y la CNMV, existe un amplio porcentaje de la población española que desconoce completamente conceptos financieros básicos para tomar decisiones de inversión o endeudamiento. Por ejemplo, según dicho estudio, el 42% de los entrevistados no comprende el concepto de inflación; el 46% no sabe lo que es el interés compuesto y el 49% desconoce qué significa la diversificación de riesgo. Datos especialmente preocupantes en el colectivo de las personas mayores de 65 años y el los jóvenes, que son los más afectados por el desconocimiento.

La educación financiera es imprescindible a cualquier edad para tomar decisiones acertadas en la economía familiar, y las personas mayores no deben quedarse al margen de ello. Comprender los conceptos financieros básicos, y conocer qué productos y servicios existen en el mercado para dar respuesta a necesidades concretas que uno se puede encontrar en el día a día, es vital para la buena salud de la economía doméstica. Los adultos mayores deben saber, por ejemplo, la diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito; o conocer las distintas alternativas para obtener ingresos una vez entrada la etapa de jubilación (hipoteca inversa, renta vitalicia, programa Pensium…).

Además, debemos ser conscientes de que las personas mayores son un colectivo vulnerable ante el fraude y los abusos financieros. Si cuentan con los conocimientos suficientes y son capaces de auto gestionar su economía de forma totalmente autónoma, sin duda estarán mucho más protegidos ante fraudes y personas que, a base de mostrarse fiables consejeros, se acaban aprovechando de la situación de bondad y desconocimiento.

¿Cómo se puede tener una mejor educación financiera?

Afortunadamente cada vez hay más iniciativas formativas de ámbito financiero, muchas de ellas adaptadas para mayores. En ocasiones son las mismas entidades bancarias quiénes ofrecen programas específicos para mejorar los conocimientos financieros, pero también hay otros organismos e instituciones que impulsan talleres con el mismo objetivo.

Por otro lado, es importante saber que, además de la educación financiera, existen otros métodos de protección de los usuarios de servicios financieros.

El correcto asesoramiento por parte las entidades comercializadoras de productos financieros no es un área de trabajo exclusiva de nuestro país, sino que es un objetivo a nivel europeo. Por ello se exige que quien informa sobre este tipo de productos o servicios tenga una certificación que garantice el buen asesoramiento.

Como no puede ser de otra forma, en Pensium cumplimos con la normativa europea y todos nuestros delegados y trabajadoras sociales cuentan con la certificación que acredita su capacidad para informar a las familias con todas las garantías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.