fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

  • Home
  • /Xeral
  • /Retomar la normalidad tras el Covid-19
Retomar la normalidad tras el Covid-19

Retomar la normalidad tras el Covid-19

Hasta hace poco más de un año estábamos acostumbrados a ver las crisis humanitarias a través de las pantallas; las observábamos desde la lejanía. Sin embargo, la pandemia del Covid-19 se ha metido en nuestras casas en el sentido más literal y nos ha hecho vivir una experiencia social traumática, por la pérdida de vidas humanas, el colapso de los sistemas sanitarios, el sufrimiento de personas afectadas por el virus, el confinamiento, etc.

Pero poco a poco vamos retomando la normalidad. Una nueva normalidad que nada tiene que ver con la vida anterior al Covid-19.

Las personas mayores son las que se han visto más afectadas, y el hecho de no poder ver a sus allegados ha sido lo peor para ellos. Esta pandemia ha puesto en manifiesto la importancia de la familia y los entornos más próximos. Es muy importante que los mayores puedan sentirse cerca de los suyos y, por fin, ya ha llegado la hora de reemprender el contacto con la familia.

Retomar viejas costumbres no significa dejar de tomar precauciones

Aunque todos tengamos muchas ganas de abrazarnos y de realizar actividades con nuestros familiares y amigos, no debemos perder de vista que, igual que la pandemia nos obligó a cambiar nuestros hábitos y a adaptarnos a un nuevo entorno, el retorno a la actividad social también requiere cierta adaptación para asegurarnos de que lo hacemos de forma segura, especialmente en el caso de las personas mayores.

Ahora ya podemos visitar a nuestros padres, abuelos, familiares, etc., pero si se trata de personas mayores, y especialmente si son personas que están en una residencia, debemos ser cuidadosos. Aunque en casi su totalidad las personas mayores ya están vacunadas, hay otros aspectos importantes que debemos tener en cuenta. Debemos ser conscientes de que su actividad diaria a día de hoy no es igual a la que tenían antes de la pandemia. Si antes les hacíamos visitas dos veces a la semana y dábamos largos paseos con ellos, ahora podemos retomarlos, pero adaptando la actividad a su situación actual, ya que tras muchos meses de menor actividad, posiblemente necesiten algo de tiempo para adquirir de nuevo ese ritmo que tenían antes de la pandemia.

También es importante organizar las visitas y encuentros familiares con mayores. Seguro que tanto nosotros como ellos estamos deseosos de vernos todos a la vez, pero debemos seguir cumpliendo los protocolos y normativas de seguridad indicados por las autoridades sanitarias, aún estando vacunados: respetar la distancia de seguridad, mantener el lavado de manos y uso de mascarilla.

Por otro lado, debemos evitar situaciones que acaben siendo estresantes para ellos. En este sentido, será mucho mejor para la persona mayor ir viendo a la familia poco a poco, en pequeños grupos de máximo tres personas, que organizar un gran encuentro. Además, este tipo de visitas más repartidas en el tiempo permite a las personas mayores tener pequeñas ilusiones diarias, lo que sin duda será positivo para su bienestar emocional.

Convivir con el Covid-19 nos ha enseñado la fragilidad del ser humano y la importancia del afecto y del contacto familiar. Pero también nos ha demostrado la gran capacidad de adaptación que podemos tener, y este es un aspecto que debemos seguir aplicando para que la desescalada y la vuelta a la normalidad sea lo más segura posible para todos.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

*

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.