fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

La salud mental de las personas mayores en residencias de ancianos

La salud mental de las personas mayores en residencias de ancianos

Rate this post

El estado de ánimo es esencial para cuidar la salud física y mental de las personas mayores. Muchas veces en su propio hogar es difícil garantizar las condiciones óptimas para su bienestar, y en estos casos la mejor solución es una residencia de ancianos donde estén en un entorno donde se cuida de la salud física y mental de los abuelos.

En muchos países, los ancianos realizan labores sociales, recreativas y hasta desarrollan actividades productivas a su alcance, una situación que puede beneficiar su salud mental, porque las personas mayores están ocupadas y motivadas. En España las residencias para ancianos ofrecen planes de integración social con actividades motivadoras para mantener la salud mental.

Por qué la atención y convivencia en una residencia es beneficiosa

En estos centros la prioridad es la atención personalizada y el suministro de los cuidados necesarios, con planes profesionales donde el confort y compañía están asegurados. La gran mayoría de las personas mayores viven mejor en residencias que solas en sus casas, donde a veces no pueden tener la atención continuada que necesitan.

Aunque al ir a una residencia los ancianos pueden extrañar su casa, sus pertenencias y su entorno, es beneficios para ellos estar en un centro con atención especializada, más adecuada a su situación personal. En este sentido, las visitas de los familiares y el vínculo con su entorno conocido es lo que más les puede ayudar a adaptarse rápidamente a este nuevo estado.

La importancia de la estimulación física y cognitiva

Con el paso de los años las personas mayores pueden presentar problemas relacionados con depresión, angustia, ansiedad e incluso, demencia. Desde el momento en que se deja de trabajar, cambia nuestro día a día y es necesario irse adaptando a las nuevas situaciones que van a ir apareciendo.

Los especialistas explican que estos problemas emocionales son, por una parte, una condición relacionada con el deterioro cognitivo y por la otra, padecimientos que se presentan o agudizan si no reciben los estímulos que necesitan para mantenerse saludables tanto física como mental y socialmente.

Las residencias de ancianos facilitan mejores condiciones de seguridad y estabilidad para la salud de las personas mayores, y facilitan que las personas compartan y pueden participar con semejantes en temas comunes y en un ambiente favorable para su bienestar.

Atención médica permanente

Cuentan con atención médica periódica que identifica a tiempo los síntomas de deterioro físico y mental. En las residencias de mayores se busca integrar a sus residentes en actividades que cuidan su salud mental, con nuevas oportunidades para integrarse socialmente e interesarse por nuevos temas.

Las personas mayores participan de actividades recreativas y pasatiempos para que se diviertan en estos años dorados. Es decir, la atención de la salud mental del anciano va mucho más allá de que tome su tratamiento. Necesita de un entorno con interacción social para cuidar la salud mental.

Planes adecuados a sus intereses

Las personas habituadas a una estrecha relación con cónyuges, hijos, nietos y otros familiares y amigos pueden sentirse algo solas y desanimarse. Por eso, muchos centros son flexibles y permiten visitas para acompañar en las comidas y salidas de los residentes para pasar tiempo con sus familiares.

 

En resumen podemos decir que la relaciones e interacciones que se consiguen en las residencias de mayores pueden ser un factor que ayude a mitigar el impacto del paso de los años, gracias a que permite mantener una actividad global que favorece una buena salud física y mental.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.