Senior cohousing, viviendas colaborativas para la vejez

Senior cohousing, viviendas colaborativas para la vejez

Senior cohousing, viviendas colaborativas para la vejez
4.9 (97.14%) 7 votes

Lentamente pero con paso firme, las cooperativas de viviendas o cohousing se están abriendo paso en España, posicionándose como una alternativa a la compra o al alquiler de viviendas a nivel individual.

¿Qué es el cohousing?

El cohousing consiste en vivir de forma comunitaria pero con viviendas independientes. Es decir, vivir en una vivienda privada integrada en una comunidad en la que hay diversas zonas y servicios comunes que se comparten con los demás miembros.

Se trata de un concepto ideado por unos jóvenes de Dinamarca en los años 60 que ya está totalmente implantado en Estados Unidas y que, desde hace unos años, se está materializando en varios países Europeos, entre ellos España.

¿Cómo funciona el cohousing?

El sistema cohousing se basa en la formación de cooperativas en régimen de cesión de derecho de uso de la vivienda.

Bajo esta modalidad el cooperativista, que paga una cuota mensual, adquiere el derecho de uso de la vivienda y las zonas comunes, pero la propiedad del inmueble es de la cooperativa.

Este derecho de uso puede ser indefinido, transmitido o heredado.

Senior cohousing

En nuestro país la opción del cohousing se está focalizando sobretodo en el colectivo de las personas mayores.

La soledad, junto con un estado de salud que no nos permita ser totalmente autónomos, son los mayores problemas a los que nos enfrentamos todos cuando llegamos a la vejez. Por ello el sistema cohousing resulta tan atractivo para las personas mayores, ya que les permite vivir de manera comunitaria pero con vivienda independientes, complementadas por áreas comunes donde pueden compartir comedores, zonas de ocio, salas de cine y servicios como por ejemplo enfermería 24 horas, limpieza, lavandería, peluquería, etc…

Gracias a este sistema las personas mayores pueden sortear la soledad y sentirse parte de una comunidad con la que comparten inquietudes, intereses y necesidades.

Por todo ello no es de extrañar que, según afirma un estudio realizado por la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) que agrupa a varias asociaciones de mayores de toda España, este sistema de viviendas colaborativas ya sea contemplado por muchos mayores españoles como opción mucho más deseable que el ingreso en una residencia o vivir en casa de los hijos.

El cohousing senior en España

Según datos de MOVICOMA, proyecto de investigación que estudia el auge, desarrollo e impacto del movimiento de vivienda colaborativa de personas mayores en España, en nuestro país hay 10 cooperativas de derecho de uso para mayores donde ya hay gente conviviendo.

Entre ellas destacan los proyectos de Trabensol en Madrid (que fue el primer cohousing senior de España), La Muralleta en Tarragona y Profuturo en Valladolid.

En total, MOVICOMA contabiliza alrededor de 35 proyectos de vivienda colaborativa para mayores en diferentes fases: proyectos parados, en formación, grupo formado, con terrenos/ubicación, en construcción y conviviendo.

cohousing españa MOVICOMA

Mapa elaborado por idealista.com con datos de MOVICOMA

 

Como podéis ver si bien el senior cohousing es aún un sistema en una fase muy inicial en nuestro país, que aún no cuenta con el impulso gubernamental necesario (aunque se espera que se active en un futuro no muy lejano), se postula como una muy buena opción a tener en cuenta para pasar una vejez cómoda, activa y en compañía.

El interés creciente por nuevas modalidades de vida en comunidad  para las personas mayores evidencia la necesidad que tienen estas personas de sentirse acompañadas y atendidas, unos cuidados que no siempre es posible tener mientras se habita en la propia vivienda. Modalidades como el cohousing, las viviendas tuteladas y las residencias aportan esta atención continua en diferentes grados, y permiten a la persona mayor disfrutar de su vejez en un entorno adecuado a las necesidades de cada momento.

Cualquiera de estas alternativas comporta asumir unos costes que pueden ser elevados. Acceder a una vivienda en régimen de cohousing comporta pagos mensuales por el derecho de uso de la vivienda y de los servicios comunes. Para las personas interesadas en participar en una cooperativa de cohousing que tengan una vivienda en propiedad, el Programa Pensium puede ser la alternativa que les aporte los recursos necesarios para acceder al cohousing sin tener que vender su vivienda, manteniendo así el patrimonio familiar.

 

*La imagen de portada pertenece al complejo de viviendas colaborativas Trabensol, en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

3 × 2 =