fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

Cómo una vacuna puede cambiarlo todo

Cómo una vacuna puede cambiarlo todo

Valora este artículo

La pandemia que estamos viviendo nos ha llevado a una situación sanitaria, económica y social totalmente diferente a lo que podemos entender como una situación normal.

El enorme impacto que el COVID-19 ha tenido en las personas mayores ha hecho que durante muchos meses, las residencias de mayores estuvieran en el punto de mira de todos, por la difícil situación que estaban pasando.

Sin embargo, tal como explicábamos en el artículo sobre la vacunación COVID-19 en las residencias de mayores, el pasado 27 de diciembre esta situación cambió. La llegada de las primeras vacunas nos permitió ver un atisbo de luz y, como se ha dicho en muchas ocasiones, el inicio del fin de la pandemia.

La vacuna ha puesto de nuevo a las residencias en el punto de mira.

Los residentes y empleados son grupos prioritarios en el proceso de vacunación, por lo que las residencias poco a poco van a convertirse en entornos mucho más seguros que cualquier otro espacio.

Si hasta hace pocos meses, cuando una persona mayor necesitaba ayuda, la residencia era en general la mejor solución, este 2021 no sólo será la solución que le garantiza atención continuada, sino que también será la solución más segura.

Sin embargo, ¿cómo hacer frente al coste de una residencia privada en un momento en que muchas familias han visto reducidos sus ingresos debido a la crisis derivada de la pandemia?

Pensium aporta una solución a esta situación con un programa que permite pagar la residencia sin esperas y gracias a los ingresos del alquiler de la vivienda.

Pero ¿el alquiler es suficiente para pagar la residencia? Habitualmente no, y por este motivo Pensium es algo más:

  • Pensium hace que la vivienda que queda vacía al ir a la residencia aporte el dinero que la familia necesita para pagar la residencia.
  • Desde el momento de contratar el programa, la familia recibe las aportaciones acordadas para pagar la residencia, que pueden ser de hasta el doble del alquiler mensual de la vivienda.
  • Si la vivienda requiere alguna reforma, pintura, etc., Pensium se encarga de todo y financia su coste para que la familia no tenga que desembolsar ningún dinero.
  • Cuando ya no se necesita seguir pagando la residencia (por ejemplo, cuando se consigue una plaza pública), el alquiler de la vivienda sigue pagando el importe que la familia ha recibido anticipadamente
  • La familia siempre mantiene la propiedad de la vivienda y puede decidir en cualquier momento cancelar el programa.

Resultado: la persona mayor puede ingresar en la residencia sin esperas, ya que la familia obtiene de manera rápida y fácil los recursos que necesita para pagar su coste.

Una solución que, sin duda, ayuda a muchas familias que, sin Pensium, no podrían hacer frente al coste de la residencia.

Infórmate sin compromiso y cuida de tu familiar mayor de la manera más segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.