¿Qué ayudas públicas existen para el pago de una plaza residencial?

¿Qué ayudas públicas existen para el pago de una plaza residencial?

La ley de dependencia 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, surgió por la necesidad de tener un sistema integrado que garantizase a los ciudadanos un marco estable de recursos y servicios para atender a las personas en situación de dependencia.

Uno de los derechos más importantes de esta ley, es el acceso a los servicios o prestaciones económicas.

Así, una vez la persona, previa solicitud de valoración, tiene reconocida la situación de dependencia, los servicios sociales realizan el Plan Individual de Atención (PIA) que es el instrumento utilizado para determinar qué necesidades tiene y qué recursos entre los servicios o prestaciones disponibles son los más adecuados para su caso.

Ayudas para pagar la residencia de ancianos

Entre las distintas prestaciones de las que puede beneficiarse, previa valoración, están las ayudas para pagar la residencia de ancianos, las llamadas Prestaciones Económicas Vinculadas al Servicio (PEVS) que tienen un carácter periódico, y se otorgan cuando no es posible el acceso a un servicio público o concertado. Actualmente las PEVS presentan 3 limitaciones muy importantes:

  • El importe de las PEVS. Se determina en función del grado de dependencia y de la capacidad económica del beneficiario, aunque en ningún caso cubre el coste de la plaza residencial: en España el precio medio está en los 1.830 €/ mensuales (2.014€/mensuales en Barcelona y 1.953€/mensuales en Madrid).
  • El plazo de tiempo. Hay que tener en cuenta que en muchos casos hay una necesidad urgente de ingresar en un centro pero en cambio se tarda en conseguir la prestación.
  • La selección de una residencia. Puede suceder que la residencia más interesante por proximidad o preferencia no tenga acuerdos con la administración para estas ayudas.

Con las PEVS más la pensión muchas personas con dependencia tienen dificultades para costearse la plaza privada de calidad a la que desean acceder (ya sea de forma definitiva o porque se está a la espera si se solicita una plaza pública) y han de recurrir a sus ahorros, a vender su patrimonio o bien a la ayuda económica de los hijos o familiares allegados.

Nuestro Programa Pensium nació con voluntad de dar una solución nueva a esta problemática, por este motivo únicamente va dirigido a las personas mayores con dependencia que necesitan acceder a una plaza residencial privada o a servicios asistenciales domiciliarios.

Previo estudio del caso, nuestros beneficiarios reciben las aportaciones que necesitan para poder hacer frente junto con su pensión al coste de la plaza residencia privada o a un servicio de atención domiciliaria, gracias a disponer de una vivienda en propiedad que nos ceden temporalmente para su explotación en régimen de alquiler. Así preservan el patrimonio y no tiene que gastarse sus ahorros.

El programa está diseñado de manera que todo se pague únicamente con la cesión temporal de la vivienda sin que la persona beneficiaria ni sus familiares tengan que hacer ningún pago, aval o hipoteca y sin perder en ningún caso la propiedad de la vivienda tal y como sucede en otras opciones de financiación que en breve vamos a tratar en este blog.

Las personas beneficiarias del programa tienen aseguradas las aportaciones que necesitan, sin tener que preocuparse por la asignación de la plaza pública puesto que el coste de la plaza privada queda totalmente resuelto de por vida.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

8 + 3 =