fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

  • Inicio
  • /General
  • /La tecnología cada día más presente en la tercera edad
La tecnología cada día más presente en la tercera edad

La tecnología cada día más presente en la tercera edad

La tecnología cada día más presente en la tercera edad
5 (100%) 1 vote[s]

En varias ocasiones en nuestro blog ya hemos hablado de la creciente penetración de la tecnología en el día a día de las personas mayores. Hace pocos años parecía inimaginable ver una persona mayor escribiendo un mensaje desde su Smartphone y, sin embargo, hoy en día es una imagen bastante habitual.

Como comentamos en nuestro post “Las nuevas tecnologías y el cuidado de personas mayores” cada vez son más los avances tecnológicos que nos permiten mejorar la calidad de vida de los mayores que viven solos, así como llevar a cabo con mayor eficacia las tareas de cuidado de los que necesitan una mayor atención.

Así pues, a nivel particular, a día de hoy contamos, por ejemplo, con casas inteligentes que, gracias a los sistemas de domótica, facilitan a los mayores vivir en sus viviendas de forma más segura y con más independencia. O de pulseras que permiten a las familias estar conectadas con sus familiares mayores y recibir avisos en caso de emergencia.

Más a nivel profesional, el mercado ofrece varias soluciones tecnológicas que facilitan el trabajo de los cuidadores. Por ejemplo, los sensores de cama, que permiten al cuidador controlar si la persona mayor se levanta, está tumbado o sentado.

Realidad virtual y tercera edad

A todo ello ahora se le suma la realidad virtual, un sistema mediante el cual se recrean ambientes y entornos de escenas de apariencia real mediante tecnología informática. Así, a través de unas gafas o un casco de RV el usuario puede trasladarse a un espacio/situación completamente distinta a la actual. Gracias a ello, se puede conseguir que el usuario experimente emociones, reacciones, sensaciones y pensamientos muy similares a los que experimentaría en una situación real parecida a la que se está emulando.

Tipos de realidad virtual

Dentro de la realidad virtual podemos diferenciar entre:

  • La realidad virtual inmersiva, donde se utilizan todos los sentidos y el usuario siente que desaparece completamente del mundo real, trasladándose totalmente al mundo recreado.
  • La realidad virtual semi-inmersiva, donde se utiliza básicamente la vista y el usuario mantiene el contacto con los elementos del mundo real.

Estas nuevas aplicaciones, que generalmente asociamos a momentos de juego y diversión, están abriéndose paso con fuerza en las terapias que se aplican en las residencias de la tercera edad, tanto a personas que padecen un trastorno neurocognitivo como a personas que, por su estado de salud, ya no pueden realizar actividades placenteras que les ayudarían a tener un estado de ánimo mucho más positivo.

Así, por ejemplo, a través de la realidad virtual una persona dependiente con la movilidad reducida puede volver a dar un agradable paseo por la playa, visitar lugares en los que conservan bonitos recuerdos o viajar a sitios a los que siempre hubiese querido ir.

Según un ensayo realizado por el departamento de Terapia Ocupacional Solera Asistencial, el hecho de poder cambiar de entorno o visualizar imágenes placenteras en una dimensión muy parecida a la realidad, hace que los usuarios modifiquen temporalmente su conducta, transformando de este modo conductas apáticas, de desesperanza o tendentes a la depresión hacia un sentimiento de felicidad. Durante las sesiones que se llevaron a cabo con 28 usuarios de la Residencia Solera La Vaguada, la mayoría se tranquilizó y decreció la sintomatología relacionada con la ansiedad. Los residentes reconocieron sentirse más felices, satisfechos y de mejor humor.

Desde Pensium felicitamos estas iniciativas de aplicación de tecnologías inicialmente pensadas para otros usos al ámbito de los cuidados de las personas mayores. Los resultados de las sesiones realizadas demuestran sus beneficios: no sólo implican una mejora en el estado de ánimo de la persona mayor, sino que, además, hacen más agradable el trabajo de los terapeutas y cuidadores, que ven que las reacciones positivas que se generan a nivel emocional acaban comportando una mejora general del estado de salud de sus pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.