fbpx

Le anticipamos hasta el doble del alquiler de su vivienda para pagar fácilmente la residencia.

En grados de dependencia avanzados: ¿cuidados en casa o en una residencia de mayores?

En grados de dependencia avanzados: ¿cuidados en casa o en una residencia de mayores?

Valora este artículo

Hace un par de semanas publicamos en nuestro blog un artículo referente al llamado “Plan de Choque de Dependencia”, aprobado recientemente por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 junto con las comunidades autónomas. En él ya apuntamos algunas de las medidas que se establecían en dicho plan con el objetivo de mejorar las prestaciones y los servicios hacia las personas dependientes, pero hoy queremos entrar un poco más en detalle.

Según se recoge en el documento publicado, el plan persigue 6 objetivos:

  • Mejorar y simplificar la gestión del SAAD (Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia)
  • Reducir la lista de espera
  • Avanzar hacia un sistema de cuidados que facilite la atención domiciliaria
  • Ampliar las compatibilidades de prestaciones y servicios
  • Priorizar la prestación directa de servicios frente a las prestaciones económicas, garantizando la autonomía funcional de estas personas sin que el peso recaiga en los cuidados informales de otros miembros de la familia, casi siempre mujeres.
  • Asegurar una financiación adecuada de estas medidas mediante el incremento de la contribución de la Administración General del Estado.

En base a ello, entre otras cosas, el plan contempla:

  • Establecer la teleasistencia como derecho subjetivo para personas dependientes que no vivan en centros residenciales
  • Incrementar las horas de atención en el Servicio de Ayuda a Domicilio

 

Propuesta de intensidades horarias (horas/mes)

Como vemos, una parte importante de las medidas van encaminadas a facilitar a las personas dependientes un sistema de cuidados que les permita, si quieren, permanecer en sus viviendas sin que sean los familiares lo que carguen con todo el peso de su atención.

El servicio de Teleasistencia es el primer paso de esta atención domiciliaria, ya que aporta un seguimiento de las personas que viven solas sin requerir de la presencia constante de una persona cuidadora. Actualmente más de 1 millón de personas disponen de este servicio, ya sea a través del servicio público (25%) o de la Teleasistencia privada (75%). Más información de teleasistencia aquí.

Aún y así, es importante tener en cuenta que la ayuda familiar es y seguirá siendo indispensable en los casos en los que la persona cuente con un grado de dependencia avanzado. En estos casos, las ayudas públicas tienen limitaciones (en los casos de dependencia más grave la propuesta pública es de 70 a 90 horas mensuales, que representa como máximo 3 horas al día), lo que requiere complementar este servicio con muchas horas de dedicación por parte de personal externo contratado por la familia o por los propios familiares.

En el caso de optar por el cuidado por parte de familiares, debemos recordar que las personas no profesionales que cuidan a personas dependientes sufren una carga importante al sentirse totalmente responsables de la persona que tienen a su cargo (el llamado “estrés del cuidador”).

Cuando la atención a la persona dependiente debe ser constante, es importante valorar la opción de ingresar al familiar en una residencia de mayores. La Ley de Dependencia contempla que las personas con Dependencia en Grado II y III tienen derecho a solicitar una plaza pública en un centro residencial, ya que estos centros proporcionan una atención 24/7 por parte de profesionales y disponen de unas instalaciones perfectamente adaptadas a todos los grados de dependencia, también los más avanzados.

Por otro lado, que las personas mayores dependientes estén en un centro residencial no sólo es algo positivo para ellos, sino que lo es también para su familia, que ya no tiene que dedicar una parte muy importante de su tiempo al cuidado de esta persona. Aunque a priori pensemos que quedarse en casa siempre es la mejor opción, la opción de una residencia geriátrica preparada para atenderlos suele ser la solución más beneficiosa para todas las partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.